El reto de PPK

RTA, revista AGRONOTICIAS Nº 429

_______________________________

Producción agroalimentaria y programas sociales

EL RETO DE PPK

Con meridiana lucidez y contundencia, el Presidente de la República, Dr. Pedro Pablo Kuczynski Godard (PPK), sorprendió gratamente al agro nacional el 22 reciente al inaugurar la V Feria Ganadera (Lechera) de Lima, fijando prácticamente una política de Estado para abastecer exclusivamente con producción nacional a los programas social-alimentarios dependientes del Tesoro Público, como “Qali Warma” y “Vaso de Leche”.

Ante ello, el grueso del agro nacional no sólo debería estar embanderado de confín a confín, sino también los tres niveles de gobierno, las organizaciones de productores y los congresistas patrióticos ya deberían estar trabajando —juntos— las normas legales y estrategias operativas necesarias para convertir pronto esa histórica decisión política en realidad.

Pues si algo fundamental se requería y aún se requiere desde los años 80 del milenio anterior es aprovechar el vasto potencial de compra de los programas sociales y otros organismos cautivos adscritos al gobierno, para brindar un mínimo de mercado seguro y precio justo a la hoy archideprimida producción agroalimentaria del país.

Pero en vez de actuar en tal sentido, aplicando hasta cinco leyes que disponían y aún disponen la compra obligatoria, directa y descentralizada de alimentos exclusivamente peruanos, en particular los gobiernos antinacionales,antiagrarios, corruptos y traidores de Alan García Perez y Ollanta Humala Tasso-Nadine Heredia Alarcón maniobraron sin escrúpulo alguno para desacatar esas leyes y entregar a los oligopolios importadores y ensambladores de insumos foráneos todo el suministro alimentario a los programas sociales.

Y de este modo, esos gobiernos indignos —aunque en especial el último— no sólo se zurraron impunemente sobre la majestad del Congreso de la República y la legislación, sino también se dieron maña para dirigir hacia los oligopolios el íntegro de los presupuestos destinados a la adquisición de alimentos para los programas sociales.

¿Gratis? Ninguna autoridad medianamente racional propiciaría y permitiría, por ejemplo, que el hoy omnipotente, neolatifundista e insaciable Grupo Gloria importe insumos lácteos subvaluados en el exterior y soya, para recombinarlos improcedentemente con leche fresca y luego suministrar seudoleches a los programas “Qali Warma” y “Vaso de Leche”, principalmente; a la vez de quitar empleos e ingresos a miles de pequeños ganaderos.

Tal práctica social, moral y empresarialmente irresponsable ha sido denunciado no sólo por sus inermes víctimas, sino también ahora por el mismo Presidente de la República, porque resulta inadmisible en cualquier sociedad medianamente civilizada.

En consecuencia, frente al trascendental deslinde político-económico-social y el reto implícito del Presidente Kuczynzki, el Ministerio de Agricultura y Riego, las direcciones regionales agrarias, las municipalidades rurales y los gremios de productores no tienen otra alternativa que trabajar unidos para activar o reactivar las cinco leyes   pro compras exclusivamente nacionales y así aprovechar creativamente los presupuestos alimentarios de todos los programas sociales ( ver cifras en informe que va en esta misma edición), para redinamizar estructuralmente la producción nacional.

Si no lo hacen, no obstante el categórico espaldarazo político y moral del Presidente de la República, será porque el poder corruptor de los oligopolios importadores y ensambladores también ya hizo metástasis irreversible en la moral de aquéllos.

Apus ancestrales y conciencias dignas del Perú Agroalimentario: no permitan que los pocos podridos y ladrones de siempre vuelvan a imponenerse tortuosamente sobre una decisión justa y patriótica del supremo mandatario de nación e —incluso— sobre el artículo 88 de la Consitución del Estado.

Tenemos que ser capaces de derrotar alguna vez a las soberbias, pero no invencibles huestes del mal.

 

 

42 thoughts on “El reto de PPK

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *