LA MALA LECHE DEL PRONAA

RTA, revista AGRONOTICIAS Nº 279


LA MALA LECHE DEL PRONAA

Contra el Agro, los pobres y el país

 

Aunque parezca incredible, el Programa Nacional de Asistencia Alimentaria (PRONAA) es el primero en desacatar la Ley N°27767, en contra de la producción agraria nacional y el buen uso que debe darse a los escasos recursos del Estado. Veamos:

 

Según las propias estadísticas oficiales, la ganadería lechera es la única línea productiva del país que —desde hace varios años— viene registrando un crecimiento sostenido, gracias al esfuerzo tesonero de los criadores del ramo, el papel promotor del Estado y la presencia descentralizada de la industrial láctea.

 

ROL ESTATAL

En el caso del rol estatal, destaca nítidamente la legislación que —desde 1994— dispones la compra obligatoria, directa y descentralizada de alimentos nacionales por todos los programas de asistencia social y organismos afines financiados con recursos del Tesoro Público.

Como se sabe, entre aquéllos sobresale el Programa “Vaso de leche” instituido en todos los municipios del país, por feliz iniciativa del extinto Alcalde Provincial de Lima Metropolitana, Dr. Alfonso Barrantes Lingán (Q.D.D.G), con el noble propósito de brindar desayunos nutritivos a los escolares con escasos recursos económicos.

Asimismo, figura el Programa Nacional de Asistencia Alimentaria (PRONAA), dependiente del Ministerio de la Mujer y Desarrollo Social, que atiende a diversos sectores sociales deprimidos, incluso niños.

Sin embargo, prácticamente desde el comienzo, el componente leche de esos programas ha sido y aún sigue atendido mayormente con un producto denominado “mezcla fortificada”, cuyos nutrientes provienen casi en su totalidad de fuentes vegetales foráneas, que no tiene el valor proteico deseable y, por lo mismo, no contribuyen al logro del objetivo principal del “Vaso de Leche”: Potenciar el desarrollo físico-intelectual de los niños, mediante una nutrición adecuada.

En este sentido, cabe recordar que, después de la leche maternal, solo la leche de vaca —gracias a su equilibrio en aminoácidos esenciales— se acerca al esquema del alimento ideal o “Proteína de Referencia”, definida por la Organización Mundial de la Salud-Naciones Unidas.

 

CONTRA LA LEY Y EL INTERES NACIONAL

No obstante lo antes expuesto y en flagrante violación a la Ley N° 27767 (compra obligatoria de alimentos nacionales por el Estado), el PRONAA, que cuenta con un presupuesto anual de 209’000,000 de nuevos soles solo para el rubro de leche, este año ha optado —sospechosamente— por priorizar la adquisición de mezclas fortificadas, en vez del primer alimento natural por excelencia.

Así lo demuestra una reciente licitación efectuada a través de la bolsa de productos de Lima y ganaba por dos empresas que formulaban sus productos con más de 75% de insumos importados, tales como: avena, harina de soya y leche en polvo.

De este modo, en relación con el año pasado, el PRONAA ha reducido sus compras de leche fresca cruda o procesada en casi 60% en Ancash, Lima e Ica, y en más de 30% en escala nacional.

Al respecto, el Ing. Zoot. Javier Valera Díaz, Presidente de FONGAL-Lima, expresa que el año pasado solo este gremio colocó 60’000,000 de raciones de leche nacional UHT (larga vida) en los tres departamentos antes citados.

A ello cabe sumar los importantes volúmenes que también entregaron otras organizaciones, como la Central de Centros de Acopio de Leche de la Irrigación “Majes”, Arequipa, y varias empresas privadas que se equiparon para tal fin, para corresponder al compromiso de los ministerios de Agricultura y de Salud, en el sentido de que a partir del 2002 se sustituirían las “mezclas fortificadas” por leche de origen nacional, inclusive ampliando la cobertura del programa a tres departamentos.

El hecho es que la nueva “política” del PRONAA causará a la ganadería nacional una pérdida de 16’000,000 de nuevos soles: es decir, la mitad de la suma movida en el 2002.


PREGUNTAS

Pero, ¿no es que para el gobierno del presidente Alejandro Toledo el agro es prioridad A-1? ¿Acaso no es obligación legal y moral del PRONAA asegurar un mínimo de Mercado rentable para la producción de los empobrecidos agricultores y ganaderos nacionales? ¿O será patriótico contribuir a la fuga de las escasas divisas del país, comprando alimentos elaborados con insumos mayormente foráneos y además, mal acostumbrar con éstos a los pobres de la ciudad? Y, ¿quiénes, si no los burócratas taimados o venales, sacaban más al régimen democrático, con flagrantes despropósitos como el comentado?

La superioridad del gobierno y la opinión pública tiene la respuesta. Por ahora aquí solo debemos señalar a que aberraciones como ésa explican protestas antigubernamentales como el reciente Paro Nacional Agrario.


 

EFECTOS DEVASTADORES

De persistir la unilateral y antinacional decision del PRONAA en esta material, pronto veremos tres graves consecuencias:

  1. El retroceso nutricional de los escolares de primaria, que —tras consumir leche fresca pasteurizada y UHT en los dos últimos años— ahora están volviendo a las exóticas y dudosas “mezclas fortificadas” de poco valor nutricional, difícil digestación y prácticamente extranjeras.
  2. La retracción de la cadena productiva de leche, por la amputación del principal Mercado estatal para ella, sin considerar que los ganaderos y la industria han invertido millones de dólares para incrementar sostenidamente la oferta láctea y así crear más Fuentes de ocupación e ingreso para los más pobres; y
  3. El incremento de la dependencia alimentaria del exterior, con la subsecuente fuga de divisas y pérdida de seguridad nacional.

 

HORA DE RECTIFICAR

¿Eso es lo que desea el gobierno del Presidente Toledo?

Sin duda que no. Pero tiene que demostrarlo, con una sola cosa: Disponiendo, con la Ley N° 27767 en la mano, que el PRONAA, los municipios y todos los organismos cuyos programas alimentarios dependen del Tesoro Público, se abastezcan —exclusiva, directa y descentralizadamente— de la producción nacional. Y punto.

No es admisible que en plena crisis, cuando es más crucial que nunca levantar la producción agraria nacional, una cáfila de burócratas insensibles o corruptos eche más leña al fuego del descontento social.

 


Primer alimento natural por excelencia

 .

VENTAJAS DE LA LECHE

Todos los especialistas del mundo coinciden en señalar que la leche —primero la maternal y luego la de vaca— es el único alimento que cubre a la mayor parte de necesidades nutricionales del hombre.

Por eso mismo, la leche bovina es también la única utilizada en la elaboración masiva de leches especiales, inclusive para atender a lactantes privados de la leche materna.

Es que, por ejemplo medio litro de leche de vaca asegura cerca del 25% de calorías, el 40% de proteínas, el 70% de calcio y vitamina B, y más del 30% de vitamina A; elementos básicos para alimentar adecuadamente, cada día, a un niño de cinco años de edad.

Dentro de este marco, el abundante calcio que contiene la leche, hace de ésta un alimento irremplazable para la formación y conservación de los dientes y los huesos, así como para el buen funcionamiento de los músculos y nervios. Para graficarlo, basta un dato: Un cuarto de litro de leche o 30 gramos de queso contiene tanto calcio como 700 gramos de col o 1.1 kilogramos de naranja.

En razón de ello, no se puede excluir ni reducer la leche en la alimentación de los niños en particular y las personas en general.

Presisamente por eso, en los países desarrollados, como Gran Bretaña y Nueva Zelandia, los mismos jefes de Estado promueven públicamente el consumo regular de este vital alimento.

 

VOZ DE LOS ESPECIALISTAS

No todos lo saben, pero la Asociación Médica Peruana (AMP) planteó públicamente hace poco, la necesidad de limitar al mínimo el consumo de las llamadas “mezclas fortificadas” en el Programa “Vaso de Leche”, incluso por contener éstas preservantes químicos y causar serios problemas de digestabilidad (estreñimiento y/o diarreas), especialmente en las zonas más apartadas del país, donde nunca antes se ha consumido esos productos.

Al respecto, la Dra. Rosa Luna Gonzales, Directora de la AMP, menciona que el año pasado, a pedido de cientos de madres de familia, un grupo de calificados miembros de aquélla realice exhaustivos análisis y pruebas de las raciones distribuidas en el marco del Programa “Vaso de Leche”

Al final, dicho trabajo detectó serias deficiencias de calidad en los productos analizados aunque mayormente en los dirigidos a las zonas más alejadas de la sierra y la selva.

A raíz de ello, varios de esos productos tuvieron que ser retirados discretamente.

Mas ahora, para sorpresa de todos, esos mismos productos han vuelto a despertar el “interés” de ciertos burócratas. Por lo que la Asociación Médica Peruana ha pedido la intervención inmediata del Ministerio de Salud y el Ministerio de Público, demanda que —obviamente— comparten todos los gremios lecheros. 

Sin embargo, las empresas industriales que trabajan con seriedad, transparencia y sujeción a la ley, nada tiene que temer.